El período de destete - Royal Canin

Crecimiento, una etapa clave

El período de destete

Desde el nacimiento hasta el destete

Un par de semanas serán suficientes para que el cachorro que nace ciego y sordo, sea capaz de tomar su lugar en una jerarquía de la familia que es diferente de la de su madre y sus hermanos, una vez que ha sido bien socializado y destetado.

Nacimiento

El nacimiento se produce después de un período de gestación de 63 días en promedio. Una semana antes, la perra se apropia de objetos diferentes para hacer su nido, va en busca de un lugar tranquilo o, por el contrario, busca la compañía de su amo. El saco amniótico que sostiene el cachorro aparece un máximo de doce horas después de que la membrana corioalantoidea se ha roto. Si el saco que contiene al cachorro no se ha desgarrado, por lo general la madre se encarga de ello en el lapso de un minuto tras la expulsión. La madre corta el cordón umbilical y lame el tórax del recién nacido, estimulando en primer lugar sus movimientos respiratorios. La expulsión del resto de los cachorros viene en intervalos de unos minutos a media hora.

El desarrollo del cachorro no es completo al nacer. Ha nacido sordo, ciego, dotado de un sentido del olfato muy pobre y un sistema nervioso poco mielinizado, y por lo tanto incapaz de transmitir rápidamente los impulsos sensoriales, y por consiguiente, efectuar movimientos. La madre lleva a sus cachorros hacia las tetas para que puedan mamar el calostro, esta primera leche es esencial para que sean inmunizados. Además de sus virtudes nutritivas tiene un contenido de proteína más alto que la leche. El calostro suministra el 95% de los anticuerpos necesarios para su protección frente a infecciones. La madre trasmite pasivamente su "memoria inmunológica" a sus cachorros en un período de cinco a siete semanas, esperando el momento en que sean capaces de defenderse activamente contra las agresiones infecciosas.

Los primeros días

Durante las primeras semanas los cachorros son cuidados por su madre. Lamer el abdomen de los cachorros es también indispensable para sus reflejos de defecación y micción. Los cachorros se alimentan de su madre cerca de veinte veces al día. Sólo reaccionan a los estímulos táctiles y se orientan arrastrándose hacia las fuentes de calor, como por ejemplo su madre. La apertura de los párpados se produce entre los 10 y 15 días de edad. Los dientes temporales aparecen a partir de los 20 días de edad.

Alrededor de la 4ª semana empiezan a escuchar, es decir, reaccionan a sonidos. Este es el comienzo de la fase exploratoria en la que empiezan a jugar, se aferran a su madre y reconocen la identidad del resto de los cachorros. El criador puede entonces comenzar a aprovechar los momentos en que los cachorros están despiertos para acostumbrarlos al olor y presencia humana, jugar con ellos y manejarlos con cuidado.

El período de socialización se extiende de la 3ª a la 9ª semana de edad, durante este períododedicado al aprendizaje de la vida social, los cachorros comenzarán a comunicarse gradualmente y adquirir el sentido de la jerarquía mediante reprimendas de la madre, posturas o signos olfatorios. Una gran parte de su equilibrio se adquiere en este período y requiere de enriquecer su entorno. De hecho, el cachorro debe acostumbrarse a los diferentes estímulos que se encuentran: voces, sonidos, olores y familiarizarse con las personas con que ha de interactuar tranquilamente.

Destete

La lactancia dura en promedio seis semanas después del nacimiento, con un pico máximo de producción en torno a la tercera semana de edad. Durante este período, es importante alimentar a la madre con un alimento altamente palatable, cuya alta densidad energética y proteica le permita cubrir sus necesidades de energía. La cantidad de leche producida por una perra puede ser estimada pesando regularmente a los cachorros antes y después de cada comida. Por lo tanto, se puede estimar que una perra labrador de 32 kg alimentando ocho cachorros producirá 2.4 veces su propio peso en leche para criar a su camada.

Durante las semanas siguientes, la disminución de la producción láctea hace que la madre regurgite los alimentos a fin de complementar el alimento de los cachorros, ya que están comenzando a interesarse de forma espontánea en el tazón de su madre. Este período marca el inicio del destete progresivo que termina entre la 6ª y la 8ª semana de edad con el cambio a un alimento de crecimiento. Al igual que cualquier transición alimentaria, el destete debe ser una operación gradual que permita el cambio poco a poco de la dieta láctea a una dieta adecuada para la etapa de crecimiento.

Los requerimientos nutricionales de los cachorros al destete son cualitativamente comparables a los de su madre en el final de la lactancia es decir, durante el período en que restablecen sus reservas, lo que facilita considerablemente la tarea de los criadores. Así los cachorros pueden disponer del mismo alimento Nutrición-Salud, diseñado para la lactancia de la madre y para los cachorros en crecimiento, este puede mezclarse con agua tibia. Más adelante, se le agregará menor cantidad de agua con el fin de que el alimento se sirva seco al final del destete y antes de pasar a un alimento de crecimiento post-destete.

  • facebook
  • twitter
  • youtube