Educando a tu gatito - Royal Canin

Viviendo con tu gatito

Educación del gatito para una buena convivencia. Sociabilización y hábitos

Un gatito bien educado

Cuando el gatito llega a su nuevo ambiente, alrededor de 3 meses de edad, la mayoría de las conductas adquiridas son gracias a su madre, hermanos y criador. Sin embargo, es importante asegurarse que el gatito se adapte al nuevo ambiente ya que su educación continuará hasta los 9 meses de edad.

El desarrollo del comportamiento del gatito tiene importantes consecuencias sobre su equilibrio como adulto.

El acicalamiento, la eliminación de heces y la alimentación son actividades innatas, el resto de las actividades son enseñadas por la madre.

Así, a partir de la 3ª semana de edad, el gatito podrá hacer sus necesidades en una bandeja sanitaria y a partir de la 4ª semana es capaz de alimentarse del mismo alimento que el de la madre, imitando su comportamiento y por tanto adquiriendo sus gustos alimenticios. El gato es generalmente domesticado a las 6 semanas de edad. 

Es por medio de la convivencia con su madre y hermanos que el gatito se familiarizará con su propia especie, especialmente controlando sus mordiscos y arañazos. ¡Cuidado que la educación no se detiene ahí!

Socialización, un período crucial

Sus condiciones de socialización en gran medida determinan su comportamiento como adulto, ya que durante ese período el gatito aprende a percibir como normales los acontecimientos y situaciones a los que se enfrenta.

La socialización con otros humanos y animales, se lleva principalmente durante la 2ª y la 7ª semana de edad. Durante ese período, es necesario que el gatito evolucione en un entorno que le permita integrar todos los estímulos futuros a los que se enfrentará: juegos de niños, gritos, la televisión, música, ladridos, interacción con varios humanos que podrán manejarlo y jugar con él, la cercanía e interacción con otros animales, diversos objetos para jugar como pelotas, cajas de cartón en la que se esconderá, son estímulos que enriquecerán la vida del gatito.

Cuando el futuro propietario se hace cargo

Totalmente absorbido por el descubrimiento de su nuevo entorno, el gatito joven rápidamente se olvida de sus hermanos. Si recibe una adecuada bienvenida, es muy probable que llegue a ser bien domesticado. Sin embargo, el nuevo propietario debe pasar tiempo con su nueva mascota, jugar y observar sus preferencias durante las semanas después de su llegada.
 
Uno de los comportamientos menos aceptados, es el afilar sus garras, lo cual es una necesidad muy normal en un gato. Para esto, se puede utilizar un rascador vertical en su lugar favorito o que el gato tenga disponible algún árbol. 
 
Por otra parte, si se muestran actitudes como morder, agredir, ensuciar se debe buscar el origen de estos acontecimientos con la ayuda de un médico veterinario. Una vez que las causas han sido identificadas, puede ser muy simple solucionarlo a esta edad.

Evitar los castigos

Castigar a un animal por cualquier problema, por ejemplo ensuciar o tener una conducta indeseable, no garantiza que el animal entienda. Por el contrario, esto genera el temor que puede llevar a producir un comportamiento inadecuado por una falta de comprensión y posiblemente sufrirá ansiedad con consecuencias perjudiciales sobre su salud. 

Como prioridad, la educación debe basarse en un conocimiento profundo de las necesidades del animal y recompensar su buen aprendizaje.

  • facebook
  • twitter
  • youtube