Consejos para evitar estrés del gato en mudanzas - Royal Canin

Mascotas sin estres

Evitando el estrés del gato durante la mudanza.

Mudanzas

Los gatos son muy territoriales por lo que un cambio de ambiente puede afectarlos. Podés tomar ciertas medidas para minimizar el estrés durante la mudanza.

Los gatos son animales que establecen fuertes lazos con su entorno, por lo tanto las mudanzas pueden ser motivo de estrés para ellos. Cualquier modificación en su ambiente habitual puede convertirse en un factor de ansiedad.

Entonces, ¿cómo realizar una mudanza sin que tu gato se estrese? Te damos cinco consejos para lograrlo:

  • Buscá un refugio para tu gato

Una o dos semanas antes de la mudanza, habilitá un espacio en la casa donde el gato pueda sentirse protegido del movimiento de muebles, amontonamiento de cajas y ruido. Prepará una habitación despejada, con su cama, comedero, bebedero, rascador y bandeja sanitaria. Podés dejar una radio o televisión encendida para amortiguar el ruido externo.

Del mismo modo, es importante elegir una habitación en el nuevo hogar que servirá de refugio para el gato durante los primeros días, mientras el movimiento continúa.

  • No elimines ni limpies a fondo sus objetos

Aunque es habitual aprovechar la mudanza para renovar y limpiar ambientes, es recomendable no realizarlo. De esta forma, permanecerán los olores familiares y tranquilizadores que el gato dejó sobre mantas, alfombras o muebles. Con sus marcas intactas, la llegada al nuevo hogar no será tan abrupta. Por otro lado, si en el lugar al que te mudás vivía un gato, hay que limpiarlo bien a fondo antes de que llegue el tuyo.

También es recomendable llevar su bandeja sanitaria con arena usada, para que pueda identificar inmediatamente ese lugar como propio para hacer sus necesidades.

  • Asegurarte de que el nuevo hogar es seguro

Una casa nueva puede tener algunos peligros para el gato que no siempre son fáciles de detectar. Estos incluyen ventanas que no son seguras, cableados eléctricos desprotegidos o huecos donde la mascota pueda quedar atrapada.

Por ello, hay que revisar con cuidado el nuevo hogar y eliminar cualquier peligro. Además, es conveniente tener localizada la veterinaria más cercana.

  • Dejalo explorar

Una vez que la casa está lista y el movimiento de muebles y cajas terminó, abrí todas las puertas y permití que explore todas las habitaciones.

Algunos felinos, sin embargo, son de naturaleza tímida y pueden necesitar algo más de tiempo. En estos casos, una buena idea es enseñarles una habitación cada día.

  • Dale un nuevo ambiente cómodo

Los gatos domésticos necesitan viviendas adaptadas a su personalidad. La nueva casa debe ofrecerle espacio suficiente para merodear e idealmente contar con lugares a distintas alturas. También hay que reservar un espacio para la bandeja sanitaria.

 
  • facebook
  • twitter
  • youtube