Viviendo con tu gato

Cuidados para gatos para su bienestar, eliminar pelo muerto, limpieza ojos y oídos, garras, baño, vacunas y desparacitaciones

Contribuir al bienestar y salud de su gato

El cuidado del pelaje (cepillado), garras, ojos, oídos y dientes son acciones simples que contribuyen a que el gato tenga bienestar y salud cuando se aplican con regularidad.

Si de pequeño ha sido bien socializado, un gato adulto podrá ser beneficiado con estas simples acciones que representan los cuidados básicos que un gato deberá recibir durante toda su vida. Si el gato muestra resistencia se deberá tener mucha paciencia y gentileza, no dude en pedir consejos a su médico veterinario o profesionales.

Eliminar el pelo muerto

Además de su función estética, el cepillado evita que el gato ingiera una cantidad excesiva de pelo muerto cuando se asea. Hay que recordar que esta actividad representa el 30% de su tiempo y que la muda de pelaje de un gato que vive en interiores se lleva a cabo durante todo el año. La eliminación fecal de los pelos ingeridos puede representar un volumen diario de 10 cm³ para un gato de 4 kg.

El cuidado del pelaje implica el constante cepillado y la eliminación del pelo muerto. Con el pelaje largo, como el pelo del Persa, el cuidado debe hacerse diariamenteEl pelo debe ser desenredado con un peine y a continuación cepillado. Para el pelaje corto y liso como el de los Siameses o los Abisinios, lo único que se necesita es pasar suavemente la mano. Para el pelaje semilargo como el del Maine Coon o el Burnés, se requiere pasar un cepillo suave cada semana. Lo mismo ocurre con el pelaje corto con subpelo, como el del Exótico de Pelo Corto.

El pelo es el reflejo de una dieta equilibrada. Un déficit de proteínas o la deficiencia de ciertos aminoácidos pueden acelerar la pérdida de pelaje, frenar su crecimiento y ser responsable de un pelaje sin brillo y quebradizo. La belleza natural del pelaje puede ser reforzada por una dieta Nutrición-Salud con elementos nutricionales indispensables para favorecer el crecimiento del pelo, su renovación y brillo.

Ojos y oídos

Algunas impurezas pueden acumularse en el canto interior del ojo, especialmente en el Persa, éstas deben ser limpiadas cuidadosamente con una compresa humedecida con una loción indicada para este uso. El gato no debe tener ojos llorosos, ni secreciones en la nariz.

Para una higiene bucodental adecuada se recomienda un buen cepillado que limita la formación de placa dentobacteriana. Para ello, se puede pasar una compresa doblada por sus dientes. Será mejor que se acostumbre a este procedimiento desde una edad temprana.
 
No debe haber ningún tipo de suciedad en las orejas. Si es necesario, se debe limpiar con una compresa de algodón humedecido con una loción especial para deshacerse de esta suciedad. Nunca se deben utilizar hisopos de algodón.

Es importante consultar al veterinario la forma correcta de limpieza de la boca, oídos y ojos.

Garras

Cortarle las uñas de los gatos tiene la ventaja de disminuir posibles arañazos de un gato que vive en interior. Para lograr esto fácilmente, el gato debe mantenerse envuelto en una toalla y dejar fuera su cabeza y patas. Usando un cortaúñas o tijeras destinados para tal fin, sólo se deben de presionar las almohadillas plantares suavemente y comenzar a cortar una a una las garras. Deberás tener cuidado de recortar sólo la parte transparente de la uña, sin llegar a la parte rosada que puede sangrar y no olvidar los espolones de las patas delanteras.
 

Baño

Utilizar un champú especial, calentar bien la habitación, poner alfombra de baño antideslizante, unos pocos centímetros de agua, y poco a poco humedecer el gato antes de aplicar el champú. Lavar a fondo y frotar suavemente con una toalla, el gato debe mantenerse siempre con calor hasta secarlo por completo.
 
Cualquier cambio de apariencia o comportamiento en el gato requiere reaccionar tan pronto como sea posible y llevarlo al médico veterinario.

Las vacunas y desparacitaciones

La vacunación debe iniciarse entre las 8 o 9 semanas de edad por el médico veterinario, la vacunación está destinada a estimular el desarrollo del sistema inmunológico del gato. Es importante respetar el calendario de vacunación establecido por el médico veterinario.
 
Para luchar contra la infestación por parásitos internos, la hembra debe ser desparasitada durante la gestación. Posteriormente, el gato debe ser desparasitado con regularidad a lo largo de su crecimiento de acuerdo con los consejos del médico veterinario. Se debe consultar con el profesional que tipo de antiparasitario utilizar en estos casos.

 
Parásitos externos como pulgas y piojos son altamente perjudiciales para la salud del gato joven. Un antiparasitario administrado por el médico veterinario nos permitirá tratar el gato una vez que ha alcanzado los 2 meses de edad.

 

Desgaste de las garras

La acción de arañar objetos es parte del comportamiento normal de los gatos, pero este comportamiento suele adaptarse mal a la vida sedentaria en un departamento. Los daños causados por las garras del gato en sillones, sofás y otros son uno de los principales reproches que los dueños de gatos hacen a su pequeño compañero. Estos daños pueden ser controlados fácilmente con un rascador vertical o, mejor aún, un árbol de hecho simplemente con un tronco de madera cubierto de sisal (mecate) en el que las plataformas o los escondites se han montado en varios niveles, el árbol de le proporcionará un territorio propio. En él, se podrá demostrar su habilidad para escalar, encontrar un puesto de observación y descanso y afilar sus garras tanto como él quiera.

  • facebook
  • twitter
  • youtube