Las Proteínas

Lisina

La lisina es un aminoácido esencial para el perro y el gato: es imprescindible que lo aporte la alimentación para permitir la síntesis de todas las proteínas del organismo. Un déficit de lisina en un cachorro o en un gatito acarrea. Por ejemplo, un retraso en su crecimiento.

Algunos detalles

La lisina es muy sensible al calor: un tratamiento térmico demasiado agresivo provoca una reacción con los azúcares (reacción de Maillard) que deja la lisina indisponible para el organismo. La leche demasiado caliente conlleva, por ejemplo, una reacción entre la lisina y la lactosa. Esta sensibilidad especial convierte a la lisina en un "trazador" interesante para controlar la cocción de los alimentos.

Funciones en el organismo

Aparte de su función más importante en la síntesis de las proteínas, algunos estudios han demostrado que un aumento de la lisina en los aportes alimentarios es muy interesante para combatir la herpes viral del gato. La herpesvirosis felina forma parte de los agentes responsables de las enfermedades de las vías respiratorias superiores agrupadas bajo el nombre de coriza felino. Generalmente, la herpesvirosis provoca síntomas clínicos más graves que el resto de agentes, sobre todo en la región ocular. Los gatitos que no están inmunizados pueden morir a causa de esta afección. El suplemento de lisina reduce la intensidad de la excreción viral y los síntomas clínicos en los animales infectados.

Fuentes naturales

La lisina abunda en las proteínas animales, la carne y la caseína de la leche especialmente. Las proteínas de soja también contienen mucha. En cambio, con una dieta basada en la utilización de los cereales se corre el riesgo de que falte lisina, en cuyo caso se necesitaría un suplemento de este aminoácido.

  • facebook
  • twitter
  • youtube