Minerales

Esenciales para el organismo

Cuando un alimento es completo, no hace falta ningún suplemento de minerales. El exceso de sales minerales es perjudicial para la buena digestibilidad e incluso puede provocar efectos contrarios a los esperados. 

Cuando tostamos un alimento, las cenizas que quedan son la materia mineral del alimento. Esta última representa por lo general entre un 5 y un 8% del total de un alimento seco (en las etiquetas alimentarias, la expresión "cenizas brutas" es sinónimo de "materias minerales").

Los minerales presentes en cantidades importantes (calcio, fósforo, potasio, sodio, magnesio) se denominan Macroelementos. Por el contrario, se conocen como oligoelementos aquellos que se presentan en cantidades reducidas, apenas unos mg/kg o ppm (partes por millón), pero que son indispensables para el funcionamiento del organismo (por ejemplo, el hierro, el zinc, el manganeso, el cobre, el yodo, el selenio).

El aporte de minerales proviene de diferentes ingredientes de la ración. También pueden incluirse en forma de sales purificadas: sulfato de hierro, óxido de zinc, óxido de manganeso, sulfato de cobre, selenito de sodio, yodato de calcio. Cada mineral participa en varias funciones diferentes. Pero, para simplificar, podemos citar algunas de las funciones más destacadas que desempeñan en el organismo los principales minerales.

  • facebook
  • twitter
  • youtube