Otros Nutrientes

Polifenoles

Polifenoles

Los polifenoles forman una de las familias de antioxidantes más importantes: su efecto protector se aplica a las membranas y al ADN celulares, lo que les permite prevenir determinadas mutaciones responsables del cáncer.

Algunos detalles

Los estudios epidemiológicos en el ser humano demuestran que existe una correlación positiva entre el consumo regular y moderado de vino tinto (fuente concentrada de polifenoles) y una menor incidencia de enfermedades cardiovasculares como la aterosclerosis. Este fenómeno se conoce con el nombre de "paradoja francesa". Los perros y los gatos no están sometidos a grandes riesgos de sufrir aterosclerosis, ya que tienen menos colesterol LDL (el "colesterol malo") que el hombre.

Funciones en el organismo

El principal interés de los polifenoles reside en que sirven para combatir las especies reactivas del oxígeno (radicales libres) y, por tanto, para reducir los nefastos efectos del estrés oxidativo. La incorporación de los polifenoles del té verde en la alimentación puede servir para mejorar la higiene bucal. Algunos compuestos sirven para inhibir el crecimiento de las bacterias de la placa dental que son la causa de la enfermedad periodontal, muy frecuente en los animales de edad avanzada. También se ha observado el interés de los flavanoles, una categoría concreta de polifenoles, en relación con las afecciones renales y cardíacas. Estimulan la producción de óxido nítrico, el cual provoca una relajación de las fibras musculares lisas de los vasos sanguíneos. Administrando flavanoles a diario se consigue disminuir la presión arterial.

Fuentes naturales

Se conocen más de 8.000 tipos de polifenoles que se encuentran en todos los órganos vegetales. Intervienen en la pigmentación (taninos), el crecimiento, la reproducción y la resistencia de las plantas a las enfermedades. La uva, el té verde y el cacao son las plantas más ricas en flavanoles.

  • facebook
  • twitter
  • youtube