Vitaminas

También conocido como: Ácido ascórbico

Aunque, por lo general, no es un elemento indispensable para perros y gatos, es importante incluir la vitamina C en la alimentación si el hígado del animal ya no produce suficiente. Además, ayuda a prevenir y tratar las enfermedades relacionadas con el envejecimiento, el estrés celular provocado por el esfuerzo físico, las degeneraciones articulares (artrosis).

Algunos detalles

Aunque el escorbuto (carencia de vitamina C) es conocido desde la antiguedad (los marineros evitaban la enfermedad tomando limón), el ácido ascórbico no es estrictamente hablando una vitamina en los perros y gatos, que pueden sintetizarla en condiciones de vida normales.

Funciones en el organismo

El ácido ascórbico garantiza diversas funciones vitales del organismo, como.

  • la neutralización de los radicales libres (efecto anti estrés oxidativo): la vitamina C ayuda a regenerar la vitamina E, que es, a su vez, un potente antioxidante natural; el metabolismo del hierro;
  • algunas reacciones inmunitarias anti infecciosas.

Fuentes naturales

La vitamina C está muy extendida en la naturaleza. La contienen todos los productos de origen vegetal y, más concretamente, los cítricos (limón, naranja), las bayas (grosella negra), el kiwi o las fresas. En el perro y el gato, la síntesis de la vitamina C se realiza en el hígado a partir de la glucosa.

  • facebook
  • twitter
  • youtube